Diario del Hotelero

Noticias de la actividad hotelera

SUSCRIBASE A NUESTRO NEWSLETTER

100% gratuito

Sponsors de Diario del Hotelero

Alarma y evacuación.

Alarma y evacuación.

Como comunicarlo.

 Sistemas de Alarma y  evacuación

 

La función primordial de un sistema de alarma de incendio es salvar Vidas. Su fin secundario es el de disminuir las pérdidas materiales. Estos sistemas tienen una hoja de servicio excelente en lo que respeta a salvar vidas y reducir las pérdidas materiales, comparando la situación con los edificios que no cuentan con protección. Cuando el Incendio es descubierto en sus etapas iniciales y es informado rápida y exactamente, se asegura la evacuación inmediata del personal y la llegada con prontitud del cuerpo de bomberos al lugar del incendio. Esta acción puede significar en algunos casos la diferencia entre la vida y la muerte o entre un amago de incendio y una catástrofe de proporciones mayores.

  

Existen diversas formas de lograr la comunicación ante emergencias, de entre ellas destacamos:

 

- TELÉFONO: permite informar al Cuartel de Bomberos y a las personas responsables del establecimiento, sobre un siniestro, el lugar donde ocurre y las características del mismo. Para evitar pérdidas de tiempo, los números necesarios deben encontrarse bien visibles y cerca del aparato telefónico.

  

- ALARMA:  la existencia de sistemas de alarma hace más fácil comunicar una emergencia. El personal debe conocer la ubicación de las estaciones de aviso de incendio y cómo accionarias en caso necesario.

  

- SEÑALES: los sistemas de alarma cuentan con tableros indicadores colocados en lugares estratégicos que avisan en forma acústica y visual, sobre una emergencia y el sitio donde ésta ocurre.

 

- VOCES: la voz humana convenientemente amplificada por diversas formas, es también un medio habitualmente utilizado para lograr la comunicación entre personas.

 

Las escaleras son un medio de escape utilizable ante un siniestro, NO así los ascensores. Se aconseja no usar los ascensores en caso de incendio, debido a que el calor puede accionar los mecanismos de llamada, trasladándolos al lugar del fuego. En caso de incendio se debe preferentemente BAJAR las escaleras, no SUBIRLAS. Recuerde que el fuego y el humo suben. En cada caso, además de las salidas de emergencia habituales, deben preverse salidas de emergencia alternativas.

 

Las rutas y medios de escape, deben estar convenientemente señalizados mediante carteles con flechas indicadoras, fácilmente visibles, que orienten la evacuación de todas las personas, ante una emergencia. Además, previendo que se produzca corte de la energía eléctrica que anule el funcionamiento de la iluminación normal, debe disponerse de un sistema de iluminación de emergencia, que permita visualizarlas salidas sin inconvenientes.

 

La capacitación y el entrenamiento para que las personas sepan cómo actuar en situaciones de emergencia, deberá Intensificar el mayor conocimiento sobre:

 

  • SISTEMAS DE ALARMA Y PLAN DE EVACUACIÓN, cuyas características responderán a cada caso en particular.
  • ASIGNACIÓN DE LOS ROLES, para que cada persona conozca de antemano qué es lo que debe hacer y cómo debe hacerlo.
  • SIMULACROS DE EVACUACIÓN Y EXTINCIÓN: imprescindibles para fijar los conocimientos adquiridos, corregir los errores de procedimiento y lograr una mayor eficacia, cuando la situación de emergencia real así lo requiera.

 

Para la protección de bienes es aconsejable adoptar las siguientes medidas principales:

 

- Cumplir con las reglamentaciones vigentes.

- Sectorizar las áreas.

- Instalar muros corta fuegos y puertas contra incendios.

- Eliminar o separar las áreas muy peligrosas.

- Alternar zonas muy combustibles con otras menos combustibles.

- Utilizar materiales que ofrezcan el menor riesgo posible de incendio.

- Utilizar materiales tratados con procesos retardantes a la acción del fuego.

 

DISTRIBUCIÓN DE TAREAS EN CASO DE INCENDIOS (Brigadas)

 

El tamaño y la organización de la brigada contra incendios dependen del tamaño y distribución de las instalaciones que debe proteger, la naturaleza de los riesgos de incendio, la protección para el fuego que se tenga disponible, la ayuda del cuerpo de bomberos con que se puede contar y el tiempo que se considere demore en llegar la ayuda del cuerpo de bomberos. La brigada debe ajustarse a las modalidades de la empresa. Los detalles deben ser discutidos con los expertos y con el personal de protección contra incendios de la empresa.

 

PÁNICO

 

El concepto psicológico social de "pánico" se emplea en dos sentidos diferentes: 1) reacciones individuales de temor. 2) explosiones colectivas de miedo y huida (como furia, tumulto o agresión).

 

"Pánico" puede llegar a ser un acontecimiento peligroso y causar reacciones espontáneas como desorganizadas en el individuo o en la comunidad. En términos corrientes, no está claro el concepto entre estado mental del individuo y de la comunidad, entre pánico individual y colapso colectivo, y en la descripción moderna del pánico hay que considerar el rápido estallido de los temores e impulsos propios del hombre y su grupo. El hombre es muy sensible al "pánico", porque carece de los medios naturales de defensa que tienen otros animales y es por ello que el hombre primitivo vivía en un estado de pánico o crónica vigilancia y alerta movilización para la huida. Cuando el hombre civilizado forma parte de una masa, se contagia fácilmente con sentimientos de pánico, aunque también el individuo aislado puede ser llevado a acciones insensatas por la influencia del temor. Pero la masa. que reacciona mucho más emotivamente, se entrega al pánico con mayor facilidad.

 

Para poder controlar estos accesos es necesario estar muy bien preparados y conservar la calma en todo momento, aunque deba actuarse en, el preciso instante en que el pánico se avecina, evitando que los afectos físicos del pánico y el miedo se apoderen de las personas. Por lo que debemos tomar conciencia de esta necesidad y hacer nuestras las tres condiciones más importantes de prevención del pánico:

Información; Preparación; Acción.

 

Cuando la gente está bien informada, no existe lo desconocido. Porque cuando la gente está bien preparada, el temor pierde su penetración mística. Cuando la gente tiene que trabajar y actuar, no hay tiempo para promover acciones de temor. La forma práctica de evitar el pánico es por medio de ejercicios de adiestramiento. Las personas que han recibido instrucción y saben exactamente lo que deben hacer cuando suene la señal de alarma, no se dejan invadir por el pánico, Además, el sistema de prácticas sirve para reducir mucho el tiempo indispensable para desalojar un edificio. Esos ejercicios deben ser frecuentes y variados, con el objeto de que todos los ocupantes del edificio conozcan bien todas las salidas y sepan cuál es la conducta apropiada en cualquier circunstancia previsible.

  

 

Fuente: Emagister